8.31.2006

El resultado del proceso de la erosión a lo largo de cientos de miles de años estaba a la vista: gigantescos trozos de roca yacían por todos lados, amontonados unos y otros. Todos se habían desprendido de la inmensa pared que teníamos ante nuestra vista. En ella eran visibles los relictos de aquel fenómeno, y a mí me costaba mucho abstraerme de la idea de que la ocurrencia de uno de esos desprendimientos era absolutamente impredecible. Independientemente de mis pensamientos, todo parecía estar en su justo y exacto lugar, perfectamente equilibrado...Se puede realizar un recorrido a pié para ver el salto desde distintos ángulos y, al mismo tiempo, conocer diferentes especies arbóreas que se hallan convenientemente señalizadas con sus nombres comunes y científicos.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home